Mesas de diálogo del Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales concluyen este mes en Quito

La Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap) concluirá las mesas de diálogo para la construcción participativa del anteproyecto de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, el próximo 16 de enero en la ciudad de Quito.

Así lo señaló la directora de la Dinardap, Mgs. Lorena Naranjo Godoy, durante una entrevista ofrecida hoy  al noticiero Buenos días América, de radio América (104.5FM).

“Estamos trabajando en la fase final del anteproyecto de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y el 16 de enero se realizará la última mesa de diálogo para la construcción participativa del contenido de esta normativa”, señaló la Directora Nacional.

Esta versión será puesta en conocimiento general por la Dinardap para presentarla al Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Mintel), que a su vez la pondrán a consideración  del Consejo Sectorial. Ellos remitirán a Presidencia de la República para luego enviarla a la Asamblea Nacional.

Y es que, durante este proceso de construcción del anteproyecto de ley, donde varios sectores de la sociedad, público y privado aportaron con conocimientos, la Dinardap recibió varias invitaciones de la Asamblea para conocer cuál sería el nivel de participación de la entidad en varios proyectos de ley que se tramitan al interior del Legislativo.

El interés por este anteproyecto ha tenido mucha apertura, en varias comisiones. Entre ellas  la Comisión Especializada Ocasional para Atender los Casos de Personas Desaparecidas,  donde la Directora Nacional de la Dinardap brindó algunos aportes al proyecto de la Ley Orgánica de Actuación Integral en Casos de Personas Desaparecidas.

En este sentido, la  Dinardap hizo énfasis en “que para el registro de personas desaparecidas debe existir una base de datos, que refiere a la utilización de un medio tecnológico o no para la inclusión de datos personales en una lista, organizada y sistematizada para el uso de un responsable”, señaló la Mgs. Lorena Naranjo Godoy.

En la entrevista destacó que existe una deuda pendiente con el país, pues desde el 2008, cuando se consagró el derecho constitucional a la protección de datos personales (art. 66 numeral 19 de la Constitución Política del Ecuador) no se ha dictado una ley de protección de datos personales, que permita crear los parámetros que determinen cómo se debe realizar los registros, por ejemplo, dijo la funcionaria, un registro de datos personales de personas desaparecidas.

Así también, se refirió a que Ecuador tiene una ley de registros de datos públicos a la que le falta la visión de protección de datos personales. Esto porque existe una confusión en lo que contempla los registros públicos, que incluye datos públicos y personales.

Los primeros, revierten en todo lo que el Estado hace para el ejercicio de las funciones y de la actividad pública (contratos, procesos contractuales, ostentación de cargos, declaraciones patrimoniales, etc.), en tanto, los segundos que están en el mismo registro, deberían tener otro régimen de protección porque son los datos que identifican a una persona y que la hacen identificable y que si no son protegidos adecuadamente puede generar perjuicio directo.

Por eso es que en un registro de la propiedad hay dos tipos de datos: el del inmueble, que es público, accesible, general y el personal, que solo puede conocerlo quien tenga una autorización y justificación para acceder a él.

Desde noviembre de 2017 hasta diciembre de 2018, la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos ha trabajado en la construcción participativa del anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, a través de varias mesas de diálogo que se han desarrollado en varias ciudades del país, entre ellas Cuenca, Ibarra, Guayaquil, Ambato y Manta./DCS.