Lorena Naranjo Godoy: “La protección de datos debe respetar derechos y garantizar la libertad individual”

Manta, Ecuador- “Los datos no tienen un límite. Es más, se prevé que para el 2020 todo con lo que ahora contamos, tenga un crecimiento exponencial en almacenamiento de datos”. Así lo aseguró la Mgs. Lorena Naranjo Godoy, directora nacional del Registro de Datos Públicos (Dinardap), en el marco de la segunda fase de las mesas de diálogo para la construcción participativa del anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos Personales. El evento se realizó este martes 11 de diciembre del 2018, en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM), en Manta.

En el encuentro, Lorena Naranjo Godoy afirmó que en los últimos 10 años, hubo un aumento masivo de la captación y producción de datos. “Se considera ahora que casi todos los documentos y conocimientos de la historia se encuentran en medios digitales y que en consecuencia, vamos a seguir con un proceso aún más de expansión, que ahora los datos ya no son solo de conocimiento sino que son datos de las personas”, puntualizó, tras agregar que es necesario que la ciudadanía conozca la esencia de esta nueva normativa que se está elaborando, porque involucra a todos.

Precisó que desde el momento en que las personas usan las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), están dejando rastros digitales. Dijo que “es importante que sepamos los riesgos, las consecuencias de nuestros datos manejados en un entorno donde se deben respetar derechos y garantizar la libertad individual”, para no perjudicar a los seres humanos en espacios virtuales.

Daniela Macías, directora de Protección de la Información de la Dinardap, señaló que los datos son el petróleo del siglo XXI debido a que “actualmente las TIC, la provisión de bienes y servicios se basan en el tratamiento de este tipo de data, para brindar un acercamiento personalizado con las personas, el ciudadano, o el usuario”.

En el evento, Daniela Macías expuso el tema: “El valor de los datos personales”, con el cual se buscó crear conciencia sobre la importancia de este tipo de información y que los ciudadanos puedan reclamar su derecho a la protección de los datos personales.

El desarrollo de las mesas de diálogo fue bien visto por los asistentes al encuentro. Tal es el caso del registrador mercantil de Santo Domingo de los Tsáchilas, Luis Velasteguí, quien considera que es muy necesario conocer sobre el Anteproyecto de Ley de Protección de Datos, para aportar con ideas, a fin de contar con una normativa que beneficia tanto a las entidades públicas como también a las personas, sean estas naturales o jurídicas.

Igual criterio tiene José Miguel Santos, jefe político de Manta, quien sostiene que esta normativa debe desarrollarse para que todas las instituciones conozcan el manejo adecuado y uso de los datos. “Todas las entidades deben dar el enmarco para que se dé la normativa y se puedan manejar estos datos seguros en cada institución, es lo pertinente y lo que el Gobierno está realizando”, manifestó.

La protección de los datos personales “sería un reconocimiento a los derechos fundamentales, a los derechos humanos, como el derecho a la privacidad”, afirmó Lenin Arroyo, decano de la Facultad de Derecho de la ULEAM, tras sostener que es necesario pensar en una nueva normativa que perdure y esté acorde con la modernidad no solo del Estado, sino del proceso de evolución de la sociedad en general.

Vicente Izurieta, director regional de la Zona 4 de la Dinardap, indicó que gracias al desarrollo de las mesas de diálogo, los diferentes sectores de la sociedad y de las provincias, pueden aportar con la estructuración de este marco jurídico. “Es beneficioso que toda ley recoja las aspiraciones y deseos de la sociedad, más cuando se trata de una ley tan sensible que va a permitir regular la utilización de la información pública”, acotó.

En enero del 2019, la Dinardap llevará a cabo las últimas mesas de diálogo para la construcción de este anteproyecto de Ley, en la ciudad de Quito.