La protección de datos personales en el Ecuador es fundamental para el desarrollo económico, digital y social

“Es importante ejercer el derecho a la protección de datos personales de la ciudadanía, tal como lo señala la Constitución”. Con estas palabras, la Mgs. Lorena Naranjo Godoy, directora nacional del Registro de Datos Públicos (Dinardap) dio la bienvenida a los participantes de las mesas de diálogo para la construcción participativa del Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, que se realizó en la Plataforma Gubernamental de Gestión Financiera, al norte de Quito.
En su intervención, la titular de la Dinardap resaltó el arduo trabajo realizado durante un año, para recopilar las observaciones y recomendaciones de los sectores sociales interesados en el tema. “Los puntos principales que forman parte de la normativa son: Principios rectores, Derechos, Régimen especial de datos personales, seguridad y protección de datos y régimen sancionatorio”, explicó.
Manifestó además que “un dato mal utilizado puede afectar a algo tan trascendental en un sociedad como es la Democracia”.
Patricio Bermúdez, subsecretario de Fomento de la Sociedad de la Información y Gobierno en Línea del Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Mintel), indicó que el Plan de la Sociedad de la Información y del Conocimiento (PSIC) de la entidad, contempla la Protección de Datos Personales enfocada en tres ejes: ciudadanía, empresas y Estado.
Acotó que “los datos personales son los que van a impulsar la economía digital en el país y reducirán la brecha digital”.
Luis Enríquez, docente de la Universidad Andina Simón Bolívar, señaló que el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea, es una guía para la propuesta del anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, a fin de que la seguridad del tratamiento de datos sea preventiva. “La seguridad proactiva es importante para impulsar la protección de datos personales en el Ecuador”, aseguró.
De su parte, Marco Antonio Rodríguez, director legal y técnico de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), destacó que el acceso y uso de los datos de una manera técnica, permite la participación de la ciudadanía en el sector financiero, obtener crédito y al mismo tiempo dinamizar la economía. Agregó que “en el Ecuador, existen 2.5 millones de personas que no tienen información de riesgos crediticios, que no les permite acceder a beneficios financieros”.
En cuanto a la implementación de una entidad que vigile la protección de datos personales en el Ecuador, la investigadora y consultora del Observatorio de Información y Datos en Latinoamérica, Iria Puyosa dijo que “es necesario la creación de una autoridad independiente, autónoma y descentralizada que impulse la protección de datos personales y la normativa”.
De su parte, el viceministro de Tecnologías de la Información y Comunicación del Mintel, Alberto Jácome, precisó que “el Gobierno Nacional reconoce la necesidad urgente del país, de contar con un marco normativo que regule la manera en que las organizaciones públicas y privadas usan los datos personales de la ciudadanía”.
Esto, dijo, “a través de estándares básicos que nos promuevan a escala nacional e internacional, como una nación confiable en el tratamiento y aprovechamiento de los mismos”.
Daniela Macías, directora de Protección de la Información de la Dinardap, expresó que es prioritario considerar y concientizar el valor de la información. “El mundo debe vernos como personas, para garantizar y proteger nuestros derechos”, pronunció.

Con el desarrollo de las mesas de diálogo en Quito, se cierra la segunda fase del proceso de construcción participativa del Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, el cual recorrió varias ciudades del país.