La Ley de Protección de Datos Personales fortalecerá el uso de los datos personales

Quito, Ecuador-  Desarrollar una cultura de autoprotección de datos personales y generar responsabilidades de quienes hacen el tratamiento de estos es el propósito del anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, que ha venido trabajando la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap), desde finales del 2017 y todo el 2018.

La directora nacional de la Dinardap, Mgs. Lorena Naranjo Godoy, en entrevista ofrecida a radio Platinium, se pronunció sobre varios temas vinculados a la necesidad de que Ecuador tenga una ley sobre protección de datos personales, considerando que la Constitución del Ecuador, de 2008, ya estableció en el artículo 66, numeral 19, el derecho fundamental a la protección de los datos personales.

En el país, señaló la directora nacional, existieron dos tentativas de ley que no llegaron a concretarse pues, “la primera se limitaba a la intimidad; y la segunda hablaba de control de redes sociales, cuando esta no es su naturaleza (de la Ley)”, puntualizó.

Aprovechando esta carencia, la Dinardap  vio la oportunidad de trabajar conjuntamente con el sector público, privado y sociedad civil, en un anteproyecto de Ley de Protección de Datos, a tono, no solo, con los avances tecnológicos, sino afín al Reglamento de Protección de Datos de la Unión Europea, que otorga al ciudadano derechos superiores sobre su información.

Para entender el contenido del anteproyecto de Ley de Protección de Datos para el Ecuador, es necesario que el ciudadano se familiarice con el concepto de dato, entender que este es toda información que identifica y hace identificable a un individuo.

Por ejemplo, señaló la Mgs. Lorena Naranjo, “los datos que tiene el Registro Civil me identifican y me dan un sitio en la sociedad como ciudadano, pero aquella información, incluso la fragmentada e inocua publicada en redes sociales me hace identificable, porque crean un perfil completo de mi (conducta, gustos y preferencias, etc.) para que las empresas y entidades tomen decisiones, no solo a nivel de promover nuevos bienes o servicios a nivel de publicidad o marketing, sino para incidir en  el consumo”.

Aclaró que esto no es ilegal; sin embargo, dijo que el problema surge es cuando estos datos son usados de manera ilegítima, con fines no autorizados por el titular de los mismos.

En Ecuador la ausencia de esta normativa hace que todas aquellas personas que, en el giro normal de una empresa o entidad, almacenen bases de datos en cualquier tipo de formato, y al usarlos no cumpla con principios y derechos que complementen su legitimidad.

Para la Mgs. Lorena Naranjo Godoy tener una normativa, también compromete a la ciudadanía a desarrollar destrezas de autoprotección que desde niño deben ser inculcadas. “Tengo derecho a caminar seguro en las vías digitales, y por eso también es importante desarrollar las destrezas de autoprotección”, concluyó./DCS.