“La Ley de Protección de Datos Personales fomentará la actividad crediticia del Ecuador”

Guayaquil, Ecuador–  Con una Ley de Protección de Datos Personales en el país, la banca, así como cualquier otro sector económico, va a tener certeza jurídica en el uso seguro y lícito de los datos. Esta precisión la realizó Marco Antonio Rodríguez, director legal y técnico de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (Asobanca), durante su participación en las mesas de diálogo para la construcción participativa del Anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales, que se realizó el miércoles 28 de noviembre del 2018, en Guayaquil.

“Esto va a permitir al sector financiero, mayor bancarización, profundización financiera y que más gente pueda acceder a créditos. El desarrollo de una ley de protección de datos adecuadamente estructurada, ayuda a todos los objetivos de desarrollo de política económica de una nación”, precisó, tras agregar que en el Ecuador, solo 2.5 millones de personas cuentan con información de riesgos crediticios. “Es una fracción muy pequeña de la población. El uso de los datos y la habilitación legal para usarlos, podría ayudar a una mayor profundización financiera”, detalló.

De igual manera, Javier Mori, director legal de Equifax, durante su ponencia sobre “Datos Crediticios”, mencionó que este tipo de datos está relacionado a la protección de datos, pero con ciertas peculiaridades “por la importancia que tiene, en particular para la toma de decisiones de negocios y la actividad económica en general”.

Señaló que “es importante contar con un marco normativo general, que en muchos casos viene sobre la base de datos personales, incluyendo los crediticios que se utilizan en diversos países desde hace mucho tiempo”.

Diego Beltrán, docente de la Universidad Internacional del Ecuador, manifestó que la seguridad es uno de los elementos centrales de la protección de cualquier derecho y que “en el caso de datos de carácter personal, las empresas, particulares y en general, las instituciones que se encargan esta información, tienen que establecer parámetros de seguridad no solo en el plano de política de manejo de información por parte de sus funcionarios, sino también estructurales, respecto de los sistemas en donde esta información se aloja”.

“La seguridad se logra precautelando tres aspectos: la confidencialidad de la información y de los datos, la disponibilidad de esa información y datos y la integridad. Si cualquiera de esos tres elementos es vulnerado, desafortunadamente estamos hablando de una afectación a los datos de carácter personal”, subrayó.

Ante estas aseveraciones, la Mgs. Lorena Naranjo Godoy, directora nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap), aseguró el interés de la entidad, incluir en el contenido de esta normativa legal, elementos como: principios rectores, derechos del titular, conceptos de legalidad, legitimación y consentimiento; y, obligaciones y prohibiciones, tecnologías emergentes, seguridad, transferencia internacional de Datos Personales, entre otros.

En este marco, precisó que este Anteproyecto de Ley busca impulsar el libre flujo de la información y el progreso económico, social y cultural del país. “Para las personas, la protección de sus datos es un derecho y para el Estado, las empresas y la academia, resulta necesaria para la toma de decisiones”, destacó.