Estudiantes de Derecho aportan con sus conocimientos en el anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales

30 estudiantes de la facultad de Derecho de la Universidad de las Américas (UDLA) recibieron un certificado en reconocimiento a su aporte al contenido del anteproyecto de la Ley de Protección de Datos Personales que está construyendo la Dirección Nacional de Datos Públicos (Dinardap) en el marco de la política pública de elaboración participativa que promueve el Gobierno Nacional.

“Los estudiantes de Derecho deben actuar en políticas públicas que incluya su construcción y diseño. Sin duda, este tipo de ejercicios contribuye directamente en su formación, para que los futuros profesionales, jueces o legisladores, reciban de manera adecuada aquella información de la sociedad para su análisis y puedan ser propositivos”, dijo la directora Nacional de la Dinardap, Mgs. Lorena Naranjo Godoy, al destacar el esfuerzo y la meticulosidad realizada por los estudiantes.

Para David López, estudiante de noveno semestre de este centro educativo, el ejercicio es un aporte. “Es nuestro granito de arena”, para la construcción de un proyecto de Ley que “en el futuro lo veremos en la Asamblea Nacional”. Al igual que López, para Evelyn Pillajo, esta experiencia tuvo sus dificultadas. “Lo más complicado fue encontrar normativas que vaya más allá de una Ley, buscamos reglamentos, registros, etc., para aplicarlo en el anteproyecto de Ley de Protección de Datos Personales”.

El fin de este tipo de ejercicios es, a decir de la Directora Nacional de la Dinardap, que los estudiantes sean profesionales con iniciativa, con visión y que estén más involucrados con el quehacer nacional. “Cuando uno elabora estas propuestas, está incentivando que, independientemente a que un estudiante se dedique en su vida profesional al sector público o privado, tenga conciencia social al presentar propuestas o iniciativas, que trascienda en el espectro nacional.

Para Jean-Christophe Lievain, director de la escuela de Derecho, la aplicación de este tipo de ejercicios en la cátedra de Derecho Informático, ayuda a que los jóvenes sean conscientes de la importancia de elaborar una buena ley, pues “muchas veces no saben la dificultad que representa tener una ley que funcione sin vicios. Es importante que sepan que hay que ser muy riguroso y estrictos”.

Un criterio compartido por la estudiante Karen Mayorga, quien sintió que esta experiencia le permitió ser más que una estudiante de Derecho, le permitió convertirse, por un mes, en un legislador: “A pensar como él, ver la normativa, ver si se está redactando bien, abstraerse de la perspectiva de uno mismo y tener en cuenta que este no es un trabajo más sino un texto que bien puede convertirse en ley”.

Lievain puntualizó que al promover un proyecto de ley lo que se desea es mejorar la situación actual, en este caso proteger los datos personales de la población. “Tenemos normas que protegen los datos de las personas privadas y jurídicas (…) pero lo que tenemos es muy general y no es suficiente,  se necesita tener algo muy específico, pues la utilización de los medios digitales necesitan una protección mucho más alta a razón  de que ahora se obtiene la información por todos lados”./DCS.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *