Dinardap retoma la campaña Mis datos soy yo, en Quito

La Dirección Nacional de Registros de Datos Públicos (Dinardap), retomó hoy, 29 de enero de 2019, los talleres y conversatorios de prevención de la violencia digital, enmarcados en la campaña “Mis datos soy yo”, que iniciaron el año pasado y que tiene como fin concienciar a adolescentes y niños sobre el uso responsable de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Los estudiantes, de 12 a 17 años, de la Unidad Educativa Surco, fueron los primeros en recibir las charlas preventivas sobre prácticas seguras en Internet. Estas fueron dictadas por los estudiantes de noveno semestre, de la carrera de Derecho, de la Universidad de las Américas (UDLA), y la directora nacional del Registro de Datos Públicos (Dinardap), Mgs. Lorena Naranjo Godoy.

Reflexionar sobre los efectos del grooming, sexting y la venganza sexual fueron algunos de los temas que se abordaron en esta ocasión y que, de acuerdo a la Mgs. Lorena Naranjo Godoy, la idea es que aprendan sobre “qué elementos deben respetar tanto de la información propia como la de los demás y así evitar riesgos”.

Estas capacitaciones están enfocadas en reforzar la prevención de los riesgos en la red, pues como señalara la Directora Nacional, haber concienciado primero a los jóvenes universitarios en prevención y reacción en entornos digitales, permitirá, que al momento de trasmitir estas experiencias a los adolescentes, sean ellos mismos los que comprendan la importancia de cuidar los datos personales y cómo actuar para así desenvolverse de manera segura.

Juan Rafael Hervas, estudiante de Derecho de la UDLA, señaló que con la existencia de delitos cometidos a través de las redes sociales, es vital explicar y enseñar a este grupo humano los riesgos y darles herramientas para protegerse, pues “muchas veces, los adolescentes por temor a represalias no comentan a sus padres lo que les pasa en la red”.

La titular de la Dinardap manifestó que lo importante de estas charlas y talleres es que en entornos educativos y familiares se dé énfasis en la prevención. “La conciencia de que esos datos soy yo mismo y que no debo permitir presión de nadie (ni por juego ni premio ni reto), y tener la suficiente personalidad y desarrollo de riesgos potenciales para evitar e impedir que se sigan difundiendo estas informaciones”, puntualizó la autoridad./DCS.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *